noestesol@ nuestra web de citas

viernes, 20 de noviembre de 2015

Las 8 cosas que no debes hacer en la cena de Navidad de tu empresa

Se acercan esas fechas tan señaladas que a unos les gustan mucho pero a otros no tanto. Seas de los que seas, de lo que puede que no te libres es de la cena de Navidad con los compañeros de trabajo. Para empezar te diremos que hay dos tipos de cenas de Navidad: las organizadas por la propia empresa y a las que tiene que ir todo el mundo (casi pasan lista) y las que se hacen de manera ‘clandestina’ en la que se juntan solo los compañeros que mejor se llevan. Para la primera de ellas, sobre todo, aquí van una serie de consejos que no por obvios podemos dejar de recordar.

1. El alcohol.

No te vamos a decir que no puedas tomar una copa de vino en la cena. Ni dos. Pero… modérate, porque el alcohol altera la conducta y favorece la verborrea de un modo tal que puede pasar que al día siguiente te arrepientas de lo que has dicho y de tu comportamiento en general. No quedes como el ‘borrachín’ de la empresa delante de tus jefes, no merece la pena.

2. Ligar.

Una cena de empresa no es el mejor lugar para ligar, y menos con alguien de tu propia empresa. Trata de evitar ser el protagonista de los cotilleos de los días posteriores y también evitarás así malentendidos e incluso algún mal trago con compañeros y compañeras.

3. ¡Modales en la mesa!

No estás en tu casa, estás con tus jefes y está en juego tu reputación así que trata de comer con mesura, que nadie piense que eres un avaricioso ni nada por el estilo. Y come en la medida de lo posible sin usar las manos, no hables con la boca llena… No te pedimos que hagas un máster de Protocolo, simplemente seguir unas normas de conducta básicas.

4. Ni fútbol, ni política, ni religión.

Hay temas que pueden causar roces entre los asistentes a la cena. Trata de evitarlos porque no es conveniente pasar un mal rato con un compañero o lo que es peor, con un jefe. No saques esos temas y si los sacan otros, trata de contestar de manera diplomática sin comprometerte.

5. Los cotilleos.

No seas partícipe de cotilleos ni chismes. Demuestra que tú estás por encima de todo eso. En un ambiente distendido como ese es normal que aparezcan, pero tú eliges si quieres participar o no.

6. Vestuario.

Si es la primera vez que vas a la cena de Navidad de tu empresa, infórmate de dónde se celebra, si van los jefes y altos directivos y qué se va a hacer después para hacerte una idea de qué tipo de ropa ponerte. Pregunta a tus compañeros también, te puede ayudar. Incluso a lo mejor hay fotos de otras cenas. Es importante ir acorde, y sobre todo no quedarte corto e ir demasiado informal.

7. Horarios.

Ni que decir tiene que no puedes llegar tarde a la cena. Que no esperen por ti, y menos ya en la mesa. Imagina que empiezan a cenar y tú sin llegar. Eso queda feo. Así que planifica muy bien el trayecto: son fechas conflictivas y sobre todo en las grandes ciudades puede haber problemas de aparcamiento y de tráfico en general así que sé previsor. Respecto a la hora de irte… pues hombre, no te vayas el primero pero tampoco el último.

8. Redes sociales.

Cuidado con las fotos que cuelgas en las redes sociales, a las que seguro que tienen acceso los jefes.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dejanos tu comentario sobre el arículo.