noestesol@ nuestra web de citas

jueves, 31 de marzo de 2016

5 reglas de cortesía al bailar salsa


Algunas de estas reglas sirven para ambos sexos pero me centraré en aquellas que debe seguir el chico.

1. Baila con tu pareja, no con quien te está mirando.

Es un clásico, lo veo continuamente, tanto chicos como chicas que en lugar de estar prestando atención a su pareja durante el baile están más pendientes de si el resto de personas les está viendo o no. 
Y por cierto, esto va tanto para chicos como para chicas, si vas a bailar con alguien y vas a ponerle cara de perdonarle la vida, mejor quédate en casa o dile directamente que no quieres bailar.
No hay cosa más desagradable que bailar con alguien que no solo no te está prestando atención si no que pone cara de “que se acabe ya esto”. 
Eso no quiere decir que tengas que estar todo el rato sonriendo, eso ya va según cada uno. Pero una cosa es tener el rostro serio de concentración y otra de ninguneo.

Baila con tu pareja, no con el vecino
Baila con tu pareja, no con el vecino

2. Pregunta que estilo quiere bailar la chica.

Hoy en día la salsa se ha extendido tanto que es raro que alguien solo baile un estilo: Salsa cubana, colombiana, on1, on2, nueva york, puerto rico…
Lógicamente es el chico quien debe hacerlo, ya que es la persona que va a indicar en el baile.
Bailar con una chica es una forma de comunicarse, y para poder comunicarse mejor ambos tienen que hablar el mismo idioma. La idea romántica que oigo a menudo de “Lo importante es escuchar la música, mover el cuerpo y olvidarse de las figuras” está muy bien sobre el papel, pero la realidad es otra. Intenta bailar on2 con alguna chica que solo sepa cubano a ver que pasa.
Puede que ya conozcas la chica y sepas que estilo prefiere bailar, o que sea un evento de alguno en concreto, pero por lo general si en la pista se ve de todo y no conoces a la chica por deferencia pregunta con qué estilo se siente más cómoda bailando.
Personalmente no me gusta imponer aunque tenga mis preferencias.
Si por lo que sea solo sabes bailar un estilo, no hay duda entonces, ¡es el que sabes y adelante! Aunque te aconsejo que aprendas cuantos más estilos mejor, con más gente te podrás comunicar.

3. Pasos libres o shines

Especialmente esto se da en salsa lineal.
Hay ciertos momentos de la canción que se presta a soltar a la chica y marcarse unos libres, tanto tú como ella. Es una forma también de crear descansos y dejar que cada uno se exprese como quiera durante unos compases.
Todo esto está muy bien, el problema es que no todo el mundo tiene los recursos o las ganas suficientes como para ponerse a hacer libres durante un minuto.
Veo continuamente como chicos se marcan unos estupendos libres llenos de sabor mientras la chica hace poco más que el básico esperando a que la recojan como agua de Mayo.
Si notas que la chica se siente incómoda por lo que sea, que se nota, deja de ir por tu cuenta y cógela de nuevo para baile en pareja.
4. Aborta las figuras que no salen
Te preparas para hacer esa magnífica figura que tanto te gusta, notas que de repente está un poco forzada. ¿Qué tienes que hacer? abortar misión. De verdad, a veces veo en la pista como se intenta que salga una figura por las buenas o por las malas, la cara de la chica intentando evitar una luxación es un poema.
Puede que no salga porque es excesivamente complicada para ella, puede que la hayas pillado con el pie cambiado, que haya tropezado con alguien del alrededor, que tu no indiques bien, que hayas bebido demasiado, no importa. Si una figura no sale, no sigas. Pon buena cara y a otra cosa, que no se acaba el mundo. 

5. Da las gracias

Termina la canción, da las gracias a la chica o al chico. No cuesta nada.

BONUS. No estás solo/a en la pista

No solo hay que ser cortés con tu pareja, puesto que compartes un espacio con otros bailarines también tienes que serlo con ellos.
Si eres chico intenta no lanzar la chica contra otra pareja que esté bailando y aborta cualquier figura si ves que se va a producir un choque. Si eres chica ten cuidado con adornos, tanto de brazos como de pies. Un taconazo puede amargar la noche a cualquiera. Odio a aquella gente que se cree la dueña de la pista. 
Si finalmente no has podido evitar tropezar con alguien, por favor, pide disculpas al menos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dejanos tu comentario sobre el arículo.